COMPARTE  
CORBATA. 50 años de una pieza estridente.
15 DE DICIEMBRE - 10 DE MARZO, 2019

CORBATA

50 años de una pieza estridente.

 

Esta exhibición es un homenaje doble: a una de las artistas más radicales que ha tenido el país en las últimas décadas y a una pieza suya que, a pesar del medio siglo transcurrido desde su primera
presentación, no ha dejado huella suficiente en las historias escritas sobre el arte local, precisamente porque en ellas han estado ausentes las perspectivas de género.

“Corbata” (1968) es un objeto-instalación realizado en una época convulsa, marcada por diversas mutaciones: del arte pop y óptico, de la moda y el diseño gráfico. Pero también momento de afrentas en múltiples direcciones, en los ámbitos de la política y la sensibilidad. En este contexto surge esta obra provocadora, en su doble sentido de seductora e insurgente, desde donde se re-definen nuevos campos de identidad en la mujer, ya subversivos o dúctiles, para las agendas emergentes de acción y de poder.

Emilio Tarazona


 

Gloria Gómez – Sánchez 

“He sido, soy y seré una pintora de vanguardia. Mi tensión es constante, mi inquietud permanente. Trato, siempre, de recoger ese mensaje de mi tiempo. Salir en pos del mundo y de sus dramas y tensiones, (…). En tal sentido, he guardado siempre los postulados por los que pinto cuadros y construyo objetos”

Artista peruana que formó parte de la escena experimental limeña de finales de la década de 1960. Fue asistente en los talleres de los artistas Ricardo Grau, Cristina Gálvez y Germán Suárez Vértiz por aproximadamente cinco años. Luego, empezó a experimentar con materiales no convencionales, como arena o aserrín, para lograr texturas novedosas.

Fue la primera artista en introducir El informalismo como tendencia pictórica en el Perú. Entre 1966-1968, Gloria Gómez-Sánchez formó parte del grupo Arte Nuevo, junto a Teresa Burga, Luis Arias Vera, Jaime Dávila, Víctor Delfín, Emilio Hernández Saavedra, José Tang, Armando Varela y Luis Zevallos Hetzel, jóvenes artistas influenciados por las nuevas corrientes artísticas internacionales, como el Pop Art, el informalismo, el happening, y el arte conceptual. Estas reflejan sus inquietudes por las posibilidades plásticas de la pintura, la forma, el color, los efectos ópticos y lumínicos.